Curación

El sabor del tiempo

El proceso de la curación es el eslabón final de una cadena cargada de dedicación donde los artesanos del jamón ibérico intervienen para cuidar y mimar cada una de las piezas.

El proceso de salazón se efectúa tal y como establece el reglamento 1924/2006 , se trata de agregar sal a cada una de las piezas y será el primer paso de un largo periodo en el que se mantendrán a una temperatura de 15º a 20º y una humedad del 60% a 80% experimentando una serie de cambios bioquímicos que le darán el sabor definitivo a esta joya de la gastronomía.

Secaderos naturales donde el tiempo da paso a una proliferación de hongos que conformarán una capa blanquecina proporcionando protección a cada pieza. Es un periodo de más de 36 meses de curación que harán posible la magia de obtener un jamón ibérico con todos los matices que después apreciamos en cada una de sus partes, (caña, jarrete, babilla punta, maza y contramaza), una variedad de sabores dulces, pero no salados donde destacan notas de frutos secos.

Saborea nuestra joya

Hostelería B2B con Puro Jabugo

Somos especialistas en Hostelería B2B. Los mejores productos con Denominación de Origen Protegida Jabugo para tu negocio.






    Hostelería B2B con Puro Jabugo

    Somos especialistas en Hostelería B2B. Los mejores productos con Denominación de Origen Protegida Jabugo para tu negocio.






      Abrir chat